Irlanda 2018

Un año más tenemos a un grupo de estudiantes en la inmersión lingüística de Irlanda. En este boletín iremos añadiendo las fotos que nos lleguen y os pondremos las noticias que nos lleguen desde allí.

  • Ya estamos totalmente asentados en nuestros coles y hoy hemos empezado las clases de español, de momento este finde no tenemos deberes, ¡hay que aprovechar para descansar, disfrutar y asimilar esta nueva etapa de nuestra vida!
  • Esta tarde hemos quedado todos para merendar/cenar en un centro comercial que hay aquí, daremos una vuelta y celebraremos el cumple de Aníbal, que hoy es su día!
  • Mañana sábado haremos nuestra primera excursión, conoceremos Athlone, daremos una vuelta por el Río Shannon y finalmente iremos al cine, ¡estamos expectantes!
  • Alumnos en The Marist School and The Lady Bower's
  • Los alumnos de Athlone el pasado sábado visitaron los famosos Acantilado de Moher y la bonita ciudad de Galway.
  • Excursión del último fin de semana de septiembre. A las 10 nos recogía el autobús para llevarles hasta Athenry, una localidad cercana a Athlone (unos 45 min en bus), donde les esperaban en el castillo medieval listos para hacerles pasar un rato muy divertido. Nada más llegar, les disfrazaron a cada uno de ellos con un traje típico de la época y les contaron la historia de la ciudad. Después fueron visitando las diferentes partes del castillo donde iban explicándoles el modo de vida allí, desde la historia de los reyes que allí vivían hasta sus costumbres, tipos de alimentos, trabajos, medicinas y por último, la sala donde se encontraban los instrumentos de castigo y los métodos que se utilizaban antiguamente, probaron algunos de ellos y no parecían nada cómodos!

  • Cocinando con Anne Marie:

    Lo primero que preparamos fue un postre súper dulce y rico, hecho con galletas y varios chocolates. Troceamos las galletas, el kit Kat, maltesers y nubes de chuche y fundimos un par de tabletas de chocolate, lo juntamos todo y a la nevera! 

    Después hicimos unos bocadillos con un pan muy gordito para el que nos trajeron ingredientes españoles como aceite de oliva, tomates, aceitunas, chorizo, queso, jamón, lechuga, etc... nos quedó súper rico! 

    Lo siguiente fueron unos cucuruchos como los de los helados, de barquillo, en los que introdujimos diferentes tipos de fruta, teníamos mogollón donde elegir: plátanos, mandarina, fresas, frambuesa, uvas, etc... cada uno hacia su mezcla preferida. 

    Y para terminar, preparamos unos smoothies súper fresquitos, elegimos las frutas que queríamos, las pusimos en la batidora mezcladas con un poco de zumo de manzana y a batir! Quedaron estupendos. 

    Tras preparar nuestro súper picnic, recogimos todo, jugamos un rato a la diana y nos preparamos para nuestra ruta en bici. 

    Nos llevaron en coche hasta el lugar de alquiler de bicis, donde nos esperaba otro compañero de la academia, que nos acompañaría en nuestra ruta. Fuimos a la ciudad de al lado, Moate, que está a 12 kilómetros. El camino era todo llano y precioso, el carril bici está justo al lado del antiguo raíl de tren y durante el trayecto pudimos disfrutar de paisajes preciosos, todo verde, animales... 

    Cuando llegamos a Moate, estaba esperándonos Anne Marie con nuestro picnic, que tomamos en unos banquitos del parque natural Dun Na Si.

    Lo pasamos genial y nos hizo un día estupendo, con el solecito se estaba de vicio!

    Allí comimos y estuvimos un ratito porque teníamos que volver en la bici .
  • El fin de semana del 13 de octubre lo han aprovechado para ir a la bolera y al cine.
  • Excursión del sábado en Kilkenny:

    Tuvimos muchísima suerte porque nos hizo un día espectacular, cielo despejado y ni una gota de frío! Lo primero que hicimos fue visitar las cuevas de Dunmore, unas de las más importantes de Irlanda. Allí nos hicieron una visita guiada por el interior de las cuevas. Tuvimos que bajar un montón de escaleras y hacía mucho frío allí abajo porque la temperatura lógicamente desciende, pero mereció la pena!

    Además, para que comprobásemos la oscuridad absoluta que se presencia dentro de la cueva, antes de terminar la visita nos hicieron una demostración apagando todas las luces que iluminaban el interior, ¡qué miedo!

    Cuando terminamos, volvimos al autobús que nos llevaría hasta una zona céntrica de Kilkenny. El lugar que elegimos para comer fue el mismísimo castillo de Kilkenny, que cuenta con unos maravillosos jardines y parques donde pasar el día.

    Tras la comida, nos preparamos para realizar el tour por la ciudad, acompañados de nuestro guía Patrick, que ya nos ha acompañado en varias ocasiones y es estupendo.

    Fuimos recorriendo las calles de la ciudad y pudimos comprobar que se parece mucho a Athlone, aunque Kilkenny es bastante más grande. 

    Después de realizar el tour nos dejaron un par de horas de tiempo libre para disfrutar juntos, así que dimos una vuelta por la ciudad, compramos algunas cosas y nos fuimos a merendar a un sitio súper guay que habíamos visto con anterioridad. Nos pusimos las botas con los gofres y waffles tan ricos que nos prepararon y luego ya de vuelta a casa a descansar de un gran largo día!!!!

  • Último último viaje por Irlanda. Visitaron Dublín, la preciosa capital del país.  Fue súper curioso, porque hacía frío pero el cielo estaba súper despejado y había sol, con lo que se agradecía el calorcito que ofrecía!

    Pero resulta que en cierto momento del medio día, empezaron a caer pequeñas bolitas de granizo! Y a los 5 minutos, otra vez tan normal... efectivamente, el tiempo allí está completamente loco!

    Aprovecharon  las primeras horas del día para visitar algunas de las principales calles, ya preparadas con luces y detalles navideños además de halloween, allí  todo junto!

    Visitaron el famoso Trinity College, que es una maravilla! Y de ahí  hacia el museo de cera, que les encantó! Era una mezcla entre cosas de “miedo” ambientado en halloween y mogollón de personajes de diferentes películas, actores, cantantes, científicos...

     Después recorrieron la avenida principal, con el río y sus puentes hasta el Spire, una escultura situada en una de las calles más céntricas, con 120 metros de altura, ¡qué pasada!

     Una vez visto todo esto, tiempo libre para realizar  compras y merendar, compraron  souvenirs y terminaron en  sitio de waffles, crepes y demás caseros que están para chuparse los dedos.

  •  

    El miércoles ya les tendremos de regresos y nos contarán todo ellos mismos. 

 

Galeria fotos

Comparte esta noticia: