Mirabal Digital

Ajedrez en el Sistema Educativo

Ajedrez en el Sistema Educativo

             La importancia del ajedrez como un valioso complemento a la educación tradicional ha sido reconocida en los últimos años por numerosos organismos. Así por ejemplo la UNESCO, en 1995, recomendó oficialmente a todos sus países miembros la incorporación del ajedrez como materia educativa tanto en la Enseñanza Primaria como en la Secundaria.

             En ese mismo año de 1995, en nuestro país el tema llegó al Senado donde, a propuesta del grupo parlamentario de Coalición Canaria, se debatió una moción para introducir el ajedrez como materia obligatoria durante la Educación Secundaria. A pesar de la opinión unánimemente favorable de todos los grupos sobre las cualidades educativas y formativas del ajedrez, la moción salió rechazada, fundamentalmente por los problemas presupuestarios derivados de la formación de los miles de profesores necesarios para llevar adelante tal iniciativa.

             Pocos meses más tarde, en la primavera de 1996, Coalición Canaria volvió a la carga suavizando su moción y planteando la introducción del ajedrez en la Educación Secundaria pero esta vez como materia optativa para  los cursos de 3º y 4º de Secundaria. Tras otro intenso e interesante debate, pleno de alabanzas y referencias positivas a las virtudes del ajedrez como herramienta educativa, se aprobó la moción sin el voto en contra de ningún grupo parlamentario, y se acordó instar al Gobierno Español a que recomendara a todas las Comunidades Autónomas integradas en el territorio MEC (por aquel entonces sólo se habían transferido las competencias en educación a dos o tres Comunidades) la introducción del ajedrez como materia optativa dentro de la Enseñanza Secundaria Obligatoria.

             A pesar de esa sencilla recomendación, que realmente no supone ningún compromiso ni político ni presupuestario sino una simple declaración de intenciones, los sucesivos gobiernos hicieron caso omiso a la recomendación del Senado, y hasta el día de hoy no se ha producido tal declaración por parte del Gobierno Central.

             Sin embargo durante todo este tiempo las competencias en Educación se han transferido a todas las Comunidades Autónomas y los diferentes parlamentos autonómicos han tomado cartas en el asunto. De este modo comunidades como Canarias, Andalucía, Extremadura y Baleares han aprobado diferentes resoluciones o proposiciones no de ley que permiten impartir la asignatura de ajedrez, como materia curricular en horario lectivo, dentro del segundo ciclo de la ESO.

             En la Comunidad de Madrid no se ha promulgado ninguna resolución al respecto por lo que el ajedrez está presente en la mayoría de los centros únicamente como actividad extraescolar, al margen de la jornada lectiva. Sin embargo en Madrid la apuesta institucional por el ajedrez se dirige hacia su faceta deportiva, ya que es uno de los 7 deportes seleccionados dentro del programa de los Campeonatos Escolares de la Comunidad de Madrid, que se celebran por segundo curso consecutivo en todos los Institutos de Enseñanza Secundaria de nuestra comunidad.

             El ajedrez se imparte en el Colegio Mirabal dentro del horario lectivo desde el curso 1995-96 en Educación Primaria. Independientemente de su reconocida utilidad como optativa en Secundaria, tiene más sentido comenzar con la actividad en Primaria ya que desde hace tiempo se sabe que la edad a la que el ajedrez se manifiesta como un estímulo para el desarrollo de las capacidades mentales del individuo se sitúa entre los 7 y los 12 años aproximadamente. Como ejemplo basta considerar que un niño que estudie 4 años de ajedrez escolar, por ejemplo de 3º a 6º de Primaria, resuelve en ese período cerca de medio millón de ejercicios de toma de decisión, entrenamiento muy difícilmente alcanzable con cualquier otra actividad.

             Para finalizar se puede recordar una premonitoria cita del alemán Emmanuel Lasker (1868-1941), doctor en matemáticas y campeón mundial de ajedrez entre 1894 y 1921:

 “La misión del ajedrez en las escuelas no es la erudición de sacar maestros de ajedrez. La educación mediante el ajedrez debe ser la educación de pensar por sí mismo”.

Comparte esta noticia: